Recuperación

En el postoperatorio inmediato usted será llevada a una sala de recuperación donde se monitorizará de cerca su salida de la anestesia y la eventual presencia de problemas en la zona operatoria. Según lo acordado con su médico, usted podrá ser dada de alta el mismo día o será necesario pasar una noche hospitalizado. Al momento del alta, el cirujano le entregará las indicaciones postoperatorias que incluyen: tiempo y tipo de reposo, alimentación, analgesia y control postoperatorio. Al igual que con cualquier procedimiento quirúrgico, es probable que experimente algo de molestias (dolor), hinchazón y hematomas (moretones), los cuales pueden aliviarse con compresas frías y medicamentos analgésicos. Normalmente, las suturas no disolubles se remueven entre los 5 y los 10 días, y comenzará a notar una mejora en los hematomas ubicados alrededor de los ojos a los 7 o 10 días. Usted podrá retomar su actividad laboral normal al cabo de 1 a 2 semanas aproximadamente, pero se recomienda continuar evitando las actividades extenuantes tales como levantar objetos pesados o realizar ejercicio, durante por lo menos 2 semanas después del procedimiento.