Drenaje Linfático

 

Drenaje LinfáticoSolicitar Hora |  Valores

 

 

 

 

 

¿Qué es el drenaje Linfático?

El drenaje linfático manual es una forma de masaje que favorece el funcionamiento del sistema linfático, crucial para una marcha eficaz  del sistema inmunitario. Se puede definir como una serie protocolizada de maniobras manuales muy suave que, basadas en un profundo estudio de la anatofisiología del sistema linfático.

 

¿Para qué sirve?

El drenaje linfático manual se realiza con el fin de drenar o desplazar la linfa que por cualquier causa patológica se encuentra estancada a territorios linfáticos sanos para su evacuación normal hacia el torrente venoso.

 

¿Cómo actúa?

El drenaje linfático manual actúa favoreciendo la circulación de la linfa, para que ésta no se estanque ni se sature de substancias de desecho o gérmenes nocivos. Las manipulaciones específicas de esta técnica van dirigidas a favorecer el paso de la linfa hacia los ganglios regionales superficiales.

 

¿Es doloroso?

La técnica de drenaje linfático manual son movimientos muy suaves, realizados de acuerdo a la tolerancia de la paciente.

 

¿Cuánto dura?

La sesión de drenaje linfático manual tiene una duración de entre 30 a 45 minutos dependiendo del objetivo a lograr y el área de la zona a tratar.

 

¿Cuáles son las indicaciones?

  • Edemas postoperatorios y para mejorar la presentación de cicatrices.
  • Edemas por embarazo (prevención de estrías, descarga de las piernas)
  • Linfedema congénito o adquirido.
  • Hematomas
  • Edemas de origen traumático: Hematomas, Luxaciones, Contracturas Musculares.

 

¿Tiene contraindicaciones?

  • El drenaje linfático manual tiene las siguientes contraindicaciones absolutas.
  • Linfedema congénito o adquirido
  • Edemas linfodinámicos, pocas proteínas en sangre (desnutrición)
  • Neoplasias en curso (cáncer)
  • Infecciones agudas (Heridas infectadas)
  • Flebitis, trombosis o tromboflebitis en curso