Estiramiento de Frente Coronal

Este tipo de estiramiento de frente implica una incisión que se extiende desde una oreja hasta la otra, alrededor de la región coronal de la cabeza. En algunas ocasiones el cirujano puede realizar la incisión en la misma línea del cabello, ya sea por preferencias personales o en pacientes con frentes muy amplias. Sin embargo, aquellas personas con calvicie, con entradas visibles o muy pronunciadas, posiblemente no sean candidatos óptimos para este procedimiento.

Después de hecha la incisión, el médico despegará la piel y músculos del hueso frontal hasta la región de las sienes.

En general, en la parte superior del rostro existen tres músculos diferentes que pueden tratarse, entre los que se encuentran el músculo frontal, el superciliar y el procerus.

Los movimientos musculares repetidos crean diferentes arrugas en la frente. El cirujano puede corregir estos signos de envejecimiento mediante la remoción de pequeñas áreas de los distintos músculos. Según el alcance del tratamiento necesario, el médico puede optar por escindir todos los músculos o tan sólo un subgrupo de éstos.

Al modificar los músculos de la región, el médico altera la actividad muscular normal sin comprometer la función muscular correcta. En consecuencia, las arrugas y pliegues disminuirán y sus músculos seguirán funcionando para crear expresiones faciales.

Después de tratar los diferentes músculos, el médico determinará la cantidad de piel que debe removerse y procederá a cerrar la incisión con suturas.

El médico puede optar por aplicar gasas y vendaje en la incisión, aunque algunos prefieren no utilizar ningún tipo de apósito.