Lipoaspiración & Lipoinyección Riesgos

La Lipoaspiración, al igual que otros procedimientos quirúrgicos, lleva implícita ciertos riesgos y la ocurrencia de complicaciones, que son impredecibles e inevitables, a pesar del esfuerzo y cuidado del equipo médico, y que en algunos casos limitan la posibilidad de lograr los beneficios asociados al tratamiento. Todos los pacientes deben firmar una Consentimiento Informado antes de la operación, donde aprueban ser sometidos a la cirugía especificada habiendo comprendido completamente el procedimiento a realizar y todas sus posibles consecuencias.

Esta cirugía puede contemplar las siguientes complicaciones específicas, las cuales son pero no se limitan a:

  • Sangramiento (hematoma, equimosis)
  • Infección (superficial, profunda)
  • Daños estructuras profundas (nervios, vasos sanguíneos, músculos, pulmones, órganos abdominales)
  • Quemaduras
  • Pérdida de áreas de piel (necrosis)
  • Apertura de herida operatoria (dehiscencia)
  • Retardo en la cicatrización
  • Pérdida de la sensibilidad cutánea
  • Necrosis grasa (induración y firmeza de ciertas zonas)
  • Acumulación de líquido (seroma),
  • Cicatrización defectuosa (anchas, pigmentadas, hipertróficas, queloideas),
  • Asimetrías e irregularidades del contorno (pliegues, depresiones, abultamientos).
  • Reacciones alérgicas (tela, suturas, pegamentos, derivados de la sangre, drogas tópicas o inyectables)
  • Trombosis venosa profunda (coagulos en la sangre venosa)
  • Embolía Pulmonar (por coagulos o grasa)
  • Complicaciones cardíacas (infarto, insuficiencia, arritmias)