Mamoplastía de aumento

El Aumento de Senos, o Mamoplastia de Aumento, es uno de los procedimientos de cirugía plástica más comunes que se realizan hoy en día. Con el transcurso del tiempo, factores tales como la edad, la genética, el embarazo, los cambios en el peso corporal, la exposición al sol y la gravedad pueden provocar cambios en la forma y el tamaño de los senos. Mediante este procedimiento, aquellas mujeres que no están satisfechas con el tamaño de sus senos o que han experimentado cambios en su aspecto, pueden lograr que éstos se vean más rellenos y con mejor forma. Si está disconforme con el tamaño de sus senos, la cirugía para agrandarlos es una elección a considerar.
El agrandamiento de senos puede:
– acrecentar la plenitud y proyección de sus senos
– mejorar el equilibrio de su figura
– mejorar la imagen que tiene de sí misma y su confianza.
El agrandamiento de senos no corrige senos extremadamente caídos. Si quiere que sus pechos luzcan más voluminosos y que sean levantados porque están caídos, es probable que necesite realizarse un levantamiento de senos junto con el agrandamiento. El levantamiento y el agrandamiento de senos pueden realizarse en forma simultánea muchas veces, pero puede ser necesaria una intervención aparte. Su cirujano plástico la ayudará a tomar esta decisión.

 

Anatomía de los Senos

 

 

 

 

 

 

 

Los senos están formados por diferentes tipos de tejido conocidos como tejido glandular, adiposo y fibroso, que se extienden por sobre el músculo pectoral, a lo largo de la pared torácica. Los tejidos glandulares están compuestos por lobulillos y conductos galactóforos. Los lobulillos, junto con los conductos galactóforos, son los responsables de producir y transportar la leche hacia el pezón, respectivamente, durante la lactancia. Las glándulas dentro de los senos están rodeadas por una capa de tejido adiposo que les proporciona su forma y blandura. Los ligamentos suspensorios, que están constituidos por tejido fibroso o conectivo, se entrelazan con las glándulas mamarias y los conductos galactóforos. Estos ligamentos suspensorios sujetan los senos a la pared torácica y les permiten permanecer suspendidos, pero moverse libremente con el cuerpo.

Evaluación Estética de los Senos

La forma de los senos tiene variaciones intra (en las mamas de la misma paciente) o inter individuales (en las mamas de diferentes pacientes). Sin embargo, existen deformidades congénitas y enfermedades adquiridas que pueden alterarla de manera más importante. En general, los senos tienen dos características fundamentales al momento de realizar la evaluación estética de su forma: el volumen y su caída. El volumen mamario está determinado genéticamente, pero el embarazo y las variaciones de peso también lo afectan. Por otra parte, la caída de la mama se ve afectada por múltiples factores, siendo los más significativos, el envejecimiento y la gravedad.
Las mejores candidatas para un aumento mamario son aquellas que:

–  sus senos ya se han desarrollado por completo
–  gozan de buena salud física y tiene expectativas realistas
–  presentan senos demasiado pequeños pero no están caídos
–  hay cambios de sus senos después de embarazo, baja de peso, o envejecimiento
–  sus senos tienen formas o tamaños diferentes entre sí
–  alguno de sus senos no se desarrolló con normalidad
 

Preparación Preoperatoria

Indicaciones preoperatorias

Semanas o días antes de su procedimiento, su cirujano le enviará las indicaciones preoperatorias que hacen referencia a los siguientes puntos:

  1. Tiempo de ayunas
  2. Aseo y lavado de zona operatoria
  3. Maquillajes y joyas
  4. Uso de Medicamentos y Tabaco
  5. Compra de elementos adicionales (prótesis, fajas, cremas)
  6. Fecha y hora de ingreso a la clínica.

 

El día de la cirugía

Su médico tomará fotografías y marcará cuidadosamente las mamas a modo de guía durante el procedimiento. Luego usted será llevada al pabellón donde se realizará la cirugía. Un aumento mamario puede durar entre 1.5 y 2.5 horas aproximadamente.

 

Anestesia

La anestesia a utilizar puede ser de 2 tipos: regional o general. Usted podrá conversar con su cirujano y anestesista el tipo de anestesia a utilizar antes de la cirugía. Con la anestesia regional (epidural) se duerme un segmento mayor del cuerpo por medio de una inyección en su espalda y además el paciente puede recibir una sedación, para mantenerse relajado y confortable durante la cirugía. Por el contrario, con la anestesia general el paciente se encuentra completamente dormido, y se utiliza cuando se realizan cirugías de grandes extensiones o zonas múltiples del cuerpo.

 Aumento Mamario con Implantes

Durante la cirugía de aumento mamario se procede a incrementar el volumen de los senos utilizando un implante o prótesis. Durante este procedimiento se deben tomar decisiones en relación a los siguientes puntos:

La Incisión

Las incisiones se hacen en zonas discretas para minimizar la formación de cicatrices visibles. Entre las opciones de incisión se encuentran: periareolar, submamaria y axilar. Las incisiones varían de acuerdo con el tipo de implante, el grado de agrandamiento deseado, sus características anatómicas individuales y las preferencias del cirujano y paciente. Entre usted y su cirujano plástico decidirán qué tipo de incisión es la más apropiada según el resultado que se desee.

El Bolsillo

Este punto hace referencia al espacio que se crea para alojar el implante. Existen tres bolsillos para colocar la prótesis: el espacio detrás de la glándula (por delante del músculo pectoral), el espacio detrás de la aponeurosis del músculo pectoral y el espacio detrás del músculo pectoral. Cada uno tiene sus ventajas y desventajas. El bolsillo detrás de la glándula da un aspecto y palpación más natural a los senos, pero si la glándula es muy delgada la prótesis se puede hacer visible. El espacio detrás de la fascia pectoral otorga un aspecto natural, con una mejor cobertura. El bolsillo detrás del músculo otorga una mejor cobertura al implante en caso de pacientes más delgadas, pero puede ocasionar deformidades postoperatorias cuando se contrae el músculo en forma extrema. Discuta estos y otros aspectos con su cirujano para determinar el mejor bolsillo para usted.

 

 

La medida y la forma del seno son importantes, por lo tanto transmítale con sinceridad a su cirujano cuáles son sus expectativas. Se determinarán el tipo y el tamaño del implante no sólo por el aumento de medida que usted desea lograr sino también, y de manera más determinante, las características anatómicas de sus senos, la elasticidad de su piel y su constitución física. Los implantes mamarios tienen las siguientes características:

–       Relleno: Puede ser de silicona o solución salina (suero). En Chile solo contamos con las prótesis de silicona por dar una textura y apariencia más natural.

–       Cobertura: Todas las prótesis están cubiertas por una lámina de silicona que puede ser lisa, texturizada o cubierta de poliuretano. Todas estas opciones están disponibles en nuestro país.

–       Forma: La forma de la prótesis puede ser redonda, ovalada o anatómica, con variadas proyecciones y alturas que son importantes de considerar al momento de seleccionar el implante.

Volumen: Los volúmenes disponibles son muy amplios y usted debe dar un rango a su cirujano. Es él quien va a determinar cuál es la prótesis más adecuada para usted durante la cirugía.

Aumento Mamario Recuperación

Aumento Mamario Recuperación

 

 

 

 

 

 

 

 

En el postoperatorio inmediato usted será llevada a una sala de recuperación donde se monitorizará de cerca su salida de la anestesia y la eventual presencia de problemas en la zona operatoria. Usted despertará con un sostén especial o vendaje compresivo para proporcionar sostén y comodidad, minimizar la hinchazón y ayudar a mantener la posición de los implantes. Por eso es importante que use el vendaje de compresión tal como se lo recomienda su médico. Según lo acordado con su médico, usted podrá ser dada de alta el mismo día o será necesario pasar una noche hospitalizado. Al momento del alta, el cirujano le entregará las indicaciones postoperatorias que incluyen:

  • Tiempo y tipo de reposo
  • Alimentación
  • Medicamentos analgésicos y anti-inflamatorios
  • Control postoperatorio.

 

Al igual que con cualquier procedimiento quirúrgico, es probable que experimente molestias (dolor), hinchazón y hematomas (moretones), y sensación de aire y líquido en las mamas los cuales desaparecerán lentamente dentro de las primeras semanas. Normalmente, las suturas no disolubles se remueven entre los 5 y los 10 días. Usted comenzará a notar una mejora de todos los síntomas entre los 7 o 10 días. Usted podrá retomar su actividad laboral normal al cabo de 10 a 15 días aproximadamente, pero se recomienda continuar evitando las actividades extenuantes tales como levantar objetos pesados o realizar ejercicio, durante por lo menos 1 mes después del procedimiento.

 

Aumento Mamario Resultados

Aumento Mamario Resultados

 

 

 

 

 

 

 

Aunque la mayoría de la hinchazón desaparecerá en unas pocas semanas, alguna inflamación menor puede persistir por meses, y durante este período es normal presentar picazón, pulsaciones y puntadas, así como alteraciones en la sensibilidad e irregularidades en las zonas tratadas. Las cicatrices normalmente pasan por un período inflamatorio donde se verán rojas, duras y aumentadas de volumen para ir lentamente tornándose más suaves e imperceptibles. Aunque por lo general, se dará cuenta de una mejora en su aspecto muy poco después de la cirugía, el resultado será definitivamente percibido después de 6 a 12 meses. Es importante saber que la forma de sus senos continuará cambiando con el tiempo. Sin embargo, los resultados obtenidos con el aumento de senos generalmente son a largo plazo, lo cual implica que sus senos mantendrán por varios años el aspecto más relleno y con mejor forma que usted desea.

Aumento Mamario Riesgos

El Aumento Mamario, al igual que otros procedimientos quirúrgicos, lleva implícita ciertos riesgos y la ocurrencia de complicaciones, que son impredecibles e inevitables, a pesar del esfuerzo y cuidado del equipo médico, y que en algunos casos limitan la posibilidad de lograr los beneficios asociados al tratamiento. El cirujano plástico y/o su personal le explicarán en detalle los riesgos asociados con la intervención quirúrgica. Todos los pacientes deben firmar una Consentimiento Informado antes de la operación, donde aprueban ser sometidos a la cirugía especificada habiendo comprendido completamente el procedimiento a realizar y todas sus posibles consecuencias.

La decisión de someterse a una cirugía de aumento de senos es extremadamente personal y usted deberá decidir si los beneficios cumplirán con sus objetivos y si los riesgos y complicaciones potenciales son aceptables.

Los riesgos incluyen:

  • cicatrización desfavorable;
  • hemorragia (hematoma);
  • infección;
  • mala cicatrización de las incisiones;
  • cambios en la sensibilidad de los pezones o los pechos, temporales o permanentes;
  • contracción capsular, que es la formación de tejido de cicatrización firme alrededor del implante;
  • implante con pérdida o rotura;
  • fruncimiento de la piel sobre el implante;
  • complicaciones de la anestesia;
  • acumulación de líquidos;
  • coágulos de sangre;
  • dolor, que puede persistir;
  • trombosis venosa profunda, complicaciones cardíacas y pulmonares;
  • posibilidad de cirugía de revisión.

Los implantes no dañan la salud de los senos. En el análisis cuidadoso de estudios científicos realizados por grupos independientes como el Instituto de Medicina no se han encontrado vínculos comprobados entre implantes mamarios y enfermedades autoinmunes u otras afecciones sistémicas.

 

Otras consideraciones de importancia:

  • no se garantiza que los implantes mamarios duren toda la vida y es probable que sea necesaria una cirugía en el futuro para reemplazar uno o los dos implantes.
  • a lo largo de su vida, un embarazo, la pérdida de peso y la menopausia pueden afectar el aspecto de sus senos acrecentados.