Anatomía de los Senos

Los senos están formados por diferentes tipos de tejido conocidos como tejido glandular, adiposo y fibroso, que se extienden por sobre el músculo pectoral, a lo largo de la pared torácica. Los tejidos glandulares están compuestos por lobulillos y conductos galactóforos. Los lobulillos, junto con los conductos galactóforos, son los responsables de producir y transportar la leche hacia el pezón, respectivamente, durante la lactancia. Las glándulas dentro de los senos están rodeadas por una capa de tejido adiposo que les proporciona su forma y blandura. Los ligamentos suspensorios, que están constituidos por tejido fibroso o conectivo, se entrelazan con las glándulas mamarias y los conductos galactóforos. Estos ligamentos suspensorios sujetan los senos a la pared torácica y les permiten permanecer suspendidos, pero moverse libremente con el cuerpo.