Aumento Mamario con Implantes

Durante la cirugía de aumento mamario se procede a incrementar el volumen de los senos utilizando un implante o prótesis. Durante este procedimiento se deben tomar decisiones en relación a los siguientes puntos:

 

La Incisión

Las incisiones se hacen en zonas discretas para minimizar la formación de cicatrices visibles. Entre las opciones de incisión se encuentran: periareolar, submamaria y axilar. Las incisiones varían de acuerdo con el tipo de implante, el grado de agrandamiento deseado, sus características anatómicas individuales y las preferencias del cirujano y paciente. Entre usted y su cirujano plástico decidirán qué tipo de incisión es la más apropiada según el resultado que se desee.

 

 

El Bolsillo

Este punto hace referencia al espacio que se crea para alojar el implante. Existen tres bolsillos para colocar la prótesis: el espacio detrás de la glándula (por delante del músculo pectoral), el espacio detrás de la aponeurosis del músculo pectoral y el espacio detrás del músculo pectoral. Cada uno tiene sus ventajas y desventajas. El bolsillo detrás de la glándula da un aspecto y palpación más natural a los senos, pero si la glándula es muy delgada la prótesis se puede hacer visible. El espacio detrás de la fascia pectoral otorga un aspecto natural, con una mejor cobertura. El bolsillo detrás del músculo otorga una mejor cobertura al implante en caso de pacientes más delgadas, pero puede ocasionar deformidades postoperatorias cuando se contrae el músculo en forma extrema. Discuta estos y otros aspectos con su cirujano para determinar el mejor bolsillo para usted.

 

El Implante

La medida y la forma del seno son importantes, por lo tanto transmítale con sinceridad a su cirujano cuáles son sus expectativas. Se determinarán el tipo y el tamaño del implante no sólo por el aumento de medida que usted desea lograr sino también, y de manera más determinante, las características anatómicas de sus senos, la elasticidad de su piel y su constitución física. Los implantes mamarios tienen las siguientes características:

–       Relleno: Puede ser de silicona o solución salina (suero). En Chile solo contamos con las prótesis de silicona por dar una textura y apariencia más natural.

–       Cobertura: Todas las prótesis están cubiertas por una lámina de silicona que puede ser lisa, texturizada o cubierta de poliuretano. Todas estas opciones están disponibles en nuestro país.

–       Forma: La forma de la prótesis puede ser redonda, ovalada o anatómica, con variadas proyecciones y alturas que son importantes de considerar al momento de seleccionar el implante.

Volumen: Los volúmenes disponibles son muy amplios y usted debe dar un rango a su cirujano. Es él quien va a determinar cuál es la prótesis más adecuada para usted durante la cirugía.