Rinoplastia

La remodelación de la nariz, o rinoplastia, es uno de los procedimientos de cirugía plástica más comúnmente realizados en la actualidad. A menudo, la estructura o el tamaño de la nariz no son proporcionales con las otras características de la cara. La rinoplastia puede ayudar a corregir el aspecto desproporcionado de la nariz cambiando su apariencia externa. Para ello se puede  reducir o aumentar el tamaño de la nariz, cambiar la forma de la punta, estrechar el ancho de los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior. Además, los procedimientos de remodelación de la nariz pueden utilizarse para corregir problemas respiratorios crónicos, una lesión traumática o un defecto de nacimiento. En estos últimos casos no corresponde llamarla Rinoplastia Estética (aunque dicho aspecto es muy importante en todo tipo de cirugía nasal), sino Rinoplastia Funcional, Rinoplastia Secundaria o Reconstrucción Nasal respectivamente. Los mejores candidatos para una Rinoplastia Estética son las personas que buscan una mejoría en el aspecto de su nariz, no la perfección. Además de expectativas realistas,  buena salud y  estabilidad psicológica son cualidades importantes en un candidato para este tipo de cirugía.

Anatomía de la Nariz

rinoplastia-1Antes de aprender cómo funcionan los procedimientos de remodelación de la nariz, es importante que usted entienda la anatomía de la nariz. El marco de la nariz es principalmente de hueso y cartílago. La parte superior de la nariz está soportada por hueso. El dorso nasal está formado por la unión de los huesos propios nasales con los cartílagos triangulares y el tabique nasal. La parte inferior de la nariz o punta está conformada por los cartílagos alares que se disponen como arcos que se extienden lateralmente y determinan la forma y apariencia de la punta nasal. Esta estructura de hueso y cartílago forma una “carpa” que está sujeta por un pilar central llamado tabique o septum nasal, que además divide las fosas nasales en derecha e izquierda. Dentro de cada fosa nasal existen pliegues mucosos llamados cornetes, que tienen la finalidad de aumentar la superficie de contacto para entibiar el aire inspirado.

Preparación para la Cirugía

Semanas o días antes de su procedimiento, su cirujano le enviará las indicaciones preoperatorias que hacen referencia a los siguientes puntos:

  1. Tiempo de ayunas
  2. Aseo y lavado de zona operatoria
  3. Maquillajes y joyas
  4. Uso de Medicamentos y Tabaco
  5. Compra de elementos adicionales (prótesis, fajas, cremas)
  6. Fecha y hora de ingreso a la clínica.

El día de la Cirugía

El día de la cirugía su médico tomará fotografías y marcará cuidadosamente las áreas que serán intervenidas a modo de guía durante el procedimiento. Luego usted será trasladada al pabellón donde se realizará la cirugía. Una abdominoplastia puede durar entre 2 y 5 horas aproximadamente, según el alcance del tratamiento.

Anestesia

La anestesia a utilizar puede ser de 3 tipos: local, regional o general. Usted podrá conversar con su cirujano y anestesista el tipo de anestesia a utilizar antes de la cirugía. Con la anestesia local se duermen e insensibilizan solo las zonas a tratar mediante múltiples inyecciones locales. Con la anestesia regional (raquídea o epidural) se duerme un segmento mayor del cuerpo por medio de una inyección en su espalda. En estos dos tipos de anestesia, el paciente puede recibir además una sedación, para mantenerse relajado y confortable durante la cirugía. Por el contrario, con la anestesia general el paciente se encuentra completamente dormido, y se utiliza cuando se realizan cirugías de grandes extensiones o zonas múltiples del cuerpo o en combinación con otros procedimientos.

Rinoplastia Abierta o Cerrada

rinoplastia-3Existen dos grandes formas de realizar una rinoplastia: cerrada o abierta.

Durante un procedimiento de rinoplastia abierta, el médico hace pequeñas incisiones a través de la columela y dentro de cada fosa nasal.

En contraste con la rinoplastia cerrada, estas incisiones permiten al médico levantar la piel del hueso y del cartílago de la nariz para obtener una mejor visualización de las estructuras.

Durante un procedimiento de rinoplastia cerrada, el médico hace pequeñas incisiones en el interior de las fosas nasales para acceder al hueso y cartílagos.

En ambas técnicas, se utilizan instrumentos especiales para remodelar la nariz, eliminando o añadiendo hueso, cartílago y tejido para  lograr la apariencia deseada.
Mientras que algunos médicos prefieren la técnica cerrada debido a que es un procedimiento menos invasivo y de recuperación más rápido, la técnica abierta permite un mejor control de las estructuras y cambios a realizar por lo que se ha convertido en la técnica preferida en la actualidad. Sin embargo, en manos expertas las dos técnicas pueden producir excelentes resultados.

En que consiste la cirugía del Tabique y los Cornetes

rinoplastia-4La cirugía del tabique nasal (septoplastia) y de los cornetes, es un procedimiento destinado a mejorar la función respiratoria de la nariz al intentar enderezar el tabique nasal desviado y reducir el volumen de los cornetes, por lo que no forma parte de una rinoplastia estética. La desviación del tabique nasal y la hipertrofia de los cornetes puede disminuir el paso de aire por alguna de las fosas nasales. Una variedad de condiciones, tales como alergias, trastornos de los senos nasales, pólipos nasales, ronquidos, trastornos respiratorios y otras causas pueden también producir obstrucción nasal, coexistir con un tabique nasal desviado y requerir otros tratamientos. Existen varias técnicas y enfoques para realizar una septoplastia y una reducción de cornetes, las cual se pueden ejecutar como procedimiento único o asociado a una rinoplastia. Estas cirugías pueden ayudar a corregir defectos de nacimiento, lesiones nasales, y ayudar a aliviar algunos problemas de respiración, en cuyo caso debiera tener cobertura por las aseguradoras de salud.

Remodelación de la Punta de la Nariz

rinoplastia-5En una rinoplastia cerrada el manejo de la punta nasal es más limitado. Es posible adelgazar la punta y rotarla hacia arriba mediante la eliminación de una parte de los  cartílagos alares. Por el contrario, una rinoplastia abierta le permite al cirujano modificar la forma de la punta de la nariz en forma más precisa. Dependiendo de su anatomía y el grado de tratamiento necesario, el médico puede optar por utilizar suturas para doblar o tirar de los cartílagos alares hacia adentro para crear una punta estrecha o modifica su posición. En algunas situaciones, los injertos de cartílago tomados de la nariz u otras partes del cuerpo (oreja, costilla) pueden ser necesarios para remodelar la nariz.

Extracción de la Giba en el Dorso de la Nariz

rinoplastia6Uno de los objetivos principales de la remodelación de la nariz es eliminar una giba dorsal. Esta, por lo general se compone principalmente de cartílago y hueso  y se ubica en el tercio medio de la nariz. Con el fin de quitar la giba dorsal, el médico puede optar por utilizar una osteótomo que es un dispositivo de cincel para cortar hueso, o utilizar una escofina quirúrgica fina para raspar el hueso. Esto permite corregir el perfil del paciente, dejando separados los huesos nasales del tabique, lo que se conoce como techo abierto.

Osteotomía

rinoplastia-6

Una osteotomía implica romper los huesos nasales con el fin de cambiar su posición.

Aunque no siempre es necesario, una osteotomía se puede realizar para corregir un dorso nasal alto con una giba dorsal, cerrar un techo abierto después de la extirpación de una giba dorsal, o crear una base más estrecha de la nariz.

Con el  uso de un osteótomo, el médico crea fracturas en los huesos nasales.

Una vez fragmentados, los huesos nasales se desplazan hacia adentro para lograr el efecto deseado.

Cierre de la Incisión

rinoplastia-7
Una vez que el médico haya terminado la remodelación de la nariz, las incisiones se cierran con suturas disolubles. En el caso de una rinoplastia abierta, la incisión en la columela se cierra con finos puntos no disolubles. El médico puede colocar férulas o tapones en el interior de las fosas nasales para proporcionan apoyo y estabilizar la nariz a medida que sana. La piel de la nariz se cubrirá con tela adhesiva y si los huesos nasales se rompieron durante el procedimiento (osteotomía), una férula nasal o yeso se aplicará también por fuera.

Rinoplastia Recuperación

En el postoperatorio inmediato usted será llevada a una sala de recuperación donde se monitorizará de cerca su salida de la anestesia y la eventual presencia de problemas en la zona operatoria.

Según lo acordado con su médico, usted podrá ser dada de alta el mismo día o será necesario pasar una noche hospitalizado. .

Al momento del alta, el cirujano le entregará las indicaciones postoperatorias que incluyen:

  • Tiempo y tipo de reposo
  • Alimentación
  • Medicamentos analgésicos y anti-inflamatorios
  • Control postoperatorio.

Al igual que con cualquier procedimiento quirúrgico, es probable que experimente algo de molestias (dolor), hinchazón y hematomas (moretones), sobre todo en la parte superior de la cara y alrededor de sus ojos. Estos síntomas son más intensos los primeros días después de la cirugía y se irán disipando lentamente durante la primera o segunda semana. Normalmente los tapones se retiran entre 1 a 5 días, los puntos de sutura y el yeso entre 7 a 10 días. Usted podrá retomar su actividad laboral normal al cabo de 1 a 2 semanas aproximadamente, pero se recomienda continuar evitando las actividades extenuantes tales como levantar objetos pesados o realizar ejercicio, durante por lo menos 2 semanas después del procedimiento.

Rinoplastia Resultados

Aunque la mayoría de la hinchazón desaparecerá en unas pocas semanas, alguna inflamación menor puede persistir por unos meses  y durante este período es normal presentar picazón, pulsaciones y puntadas, así como la palpación de irregularidades en el contorno de la nariz. Al comenzar a sanar y disminuir la hinchazón usted comenzará a notar los efectos de la remodelación de la nariz. Sin embargo, al igual que otros procedimientos quirúrgicos, los resultados finales se observarán solo pasados los 6 meses a 1 año después de la cirugía. A pesar de que la rinoplastia no está destinada a alcanzar la perfección, mediante el ajuste de la proporción y el perfil de su nariz, la cirugía nasal puede ayudar a mejorar significativamente su apariencia y autoestima.

Riesgos de una Rinoplastia

La Rinoplastia Estética, al igual que otros procedimientos quirúrgicos, lleva implícita ciertos riesgos y la ocurrencia de complicaciones, que son impredecibles e inevitables, a pesar del esfuerzo y cuidado del equipo médico, y que en algunos casos limitan la posibilidad de lograr los beneficios asociados al tratamiento. El cirujano plástico y/o su personal le explicarán en detalle los riesgos asociados con la intervención quirúrgica. Todos los pacientes deben firmar un Consentimiento Informado antes de la operación, donde aprueban ser sometidos a la cirugía especificada habiendo comprendido completamente el procedimiento a realizar y todas sus posibles consecuencias.

Los riesgos de una Rinoplastia incluyen:

  • Ruptura de pequeños vasos superficiales de la nariz;
  • Infección;
  • Mala curación de las heridas;
  • Complicaciones de la anestesia;
  • Hemorragia (hematoma);
  • Asimetría de la nariz;
  • En intervenciones quirúrgicas de mayor duración pueden surgir complicaciones cardíacas y pulmonares, que pueden deberse a la formación, o el aumento, de coágulos de sangre en el sistema venoso;
  • Cambios en la sensibilidad de la piel (entumecimiento);
  • Durante una rinoplastía o una septoplastía pueden producirse alteraciones en las vías aéreas nasales que pueden interferir con el paso normal del aire a través de la nariz;
  • Puede formarse una perforación en el tabique nasal, pero es algo muy infrecuente; puede ser necesaria una cirugía adicional para reparar el tabique nasal pero en algunos casos puede ser imposible corregir esta complicación;
  • Dolor, que puede persistir;
  • Cicatrización desfavorable;
  • Irregularidades en los contornos de la piel;
  • Decoloración e hinchazón de la piel;
  • Las suturas pueden emerger a través de la piel en forma espontánea, hacerse visibles o producir una irritación que requiera su remoción;
  • Posibilidad de cirugía de revisión.