Osteotomía

Una osteotomía implica romper los huesos nasales con el fin de cambiar su posición.

Aunque no siempre es necesario, una osteotomía se puede realizar para corregir un dorso nasal alto con una giba dorsal, cerrar un techo abierto después de la extirpación de una giba dorsal, o crear una base más estrecha de la nariz.

Con el  uso de un osteótomo, el médico crea fracturas en los huesos nasales.

Una vez fragmentados, los huesos nasales se desplazan hacia adentro para lograr el efecto deseado.