Los productos de limpieza que hacen mucha espuma están indicados para pieles grasas y contraindicados en pieles secas o normales.

Estos productos contienen un ingrediente que elimina de forma importante la barra lipídica protectora de pieles normales y secas.